15.9.06

Forte marexada con olas de forza catro en Vallekas

¡¡ Qué gran bien es la lluvia!! Llena nuestros sedientos pantanos, hace crecer la hierba que comen las vaquitas, moja las plantas de tu balcón, resbala por tu cuerpo como las caricias de los enamorados y convierte el firmamento en una gran carrera donde los nubarrones rugen a la espera de que Thor de la señal con su martillo, mientras Zeus lanza rayos de animo a los participantes, todo vuelve a revivir tras la tormenta….

Vale muy bonito!! Pero el pasado sábado 9 lo que hizo la lluvia fue venir a tocar los cojones!! Por mi parte en ese día el cielo se podía haber caído, las nubes irse al carallo, Thor estar de putas por el Valhala a ritmo de Wagner, Zeus sodomizarse con sus putos rayitos en cualquier cuarto oscuro del andrógeno e imbécil Olimpo, que las caricias te las de cualquier baba-orejas borracho en un calentón de fin de semana, que te revienten a pedradas las flores de tu puto balcón de mierda, que las estúpidas vacas coman pienso orgánico, que los baldíos pantanos los usen como fosas comunes y que la vida tal como la conocemos desaparezca para renacer en un mundo gobernado por simios.

Esta es mi humilde y vengativa opinión sobre la tormenta que cayó en Vallekas, porque está claro que nunca llueve al gusto de todos.

El sábado día 9 de septiembre, era un día muy importante y especial, se celebraba el I ENCUENTRO INTERPLANETARIO DE FANZINES en la Noble Republica Independiente de Vallekas, organizado por El Cretino y colaborando con el Colectivo KONTRA-KORRIENTE. Algunos decidimos no perdernos este hecho histórico y llenamos nuestras mochilas de fanzines y ropa (nada adecuada para la ocasión, por cierto) y nos dirigimos hacia los Madriles.

Tras una escaramuza nocturna el viernes por parte de una pequeña patrulla formada por David, Juarma y un gallego (había que estudiar el terreno para el día siguiente), el ansiado sábado llego, nos levantamos felices e ilusionados y con ganas de preparar el evento.

Todo parecía seguir su curso, el Sol decidió brillar en todo su esplendor y el pequeño hormiguero sin reina de El Cretino empezó a movilizarse, colocar los stands, preparar la comida, improvisar carteles, colgar esto aquí, bajar esto otro de allá, montar las carpas (aah, las fatídicas carpas). Mientras tanto empezaba a llegar la gente desde distintos puntos de Hispania, gente de Logroño, Granada, Valencia, Santiago, Coruña, etc... Y entre ellos los viejos amigos, saludos, abrazos, risas, otro mini por favor, nueva gente con la sensación de que acabaras hablando de ellos con el término amigos.

¡¡ Que bonito era todo!! Ni yo podía creérmelo, tebeitos, camisetas, carteles, chapas, comics, gente dibujando aquí y allá, ni una palabra sobre sagas galácticas, mas minis, carcajadas, tu me vacilas yo te vacilo, nadie hablando de trilogías de enanos homo-
sexuales, los colores de la Republica y Súper Yoni observándolo todo con su vidriosa mirada desde lo alto de un cable ondeando en su nube de toxinas.


Por unas 48 horas el comic EL CRETINO dejo de ser de papel y adopto forma humana e igual que sucede en sus páginas algo ocurría en cada esquina, alguien contaba algo, alguien hacia algo. Por allí pululaban de un lado para otro gran parte de sus colaboradores. La simpatía y sinceridad granadina de Juarma suministrándonos tabaco a la voz de “Si yo no fumo!”, Javi Herraiz montando carpas bajo un Sol de justicia (estuvo en el montaje de todas! agotador!). Cesar dirigiendo las operaciones y predicando con el ejemplo, David haciendo la labor de que todo el mundo se sintiese cómodo e integrado con su refinado estilo de diplomacia pervertida británica (por cierto!, no vuelvas nunca mais apoyarte en mi hombro). Javierre demostrando que es una especie de navaja suiza viviente, o sea, que sirve para todo, ¡hasta hizo de segureta serbio!. La Isa y Cris regalándonos sonrisas a cada mini que servían, Pelorroto marujeando mientras preparaba la comida (ojo!, nunca nombréis al Generalísimo en su presencia si tiene algo en las manos). Galilea desde el interior de un carrito del eroski anunciando que en breves momentos la comida estaría lista, Molina con su cámara de fotos (de esas que solo los hijos únicos pueden costearse) ejerciendo de Robert Capra inmortalizando los hechos acontecidos. El valensia’ de José Tomas con su amable seriedad, un chavalote con cara de responsable y con un mundo interior pervertido, simpático e irreverente y para muchos nuestro R. Crumb particular, el desgarbado Gustav con su particular teatro de la calle y el Peña amenizando la velada con su desparpajo y demostrando ser un serpa entregado y caótico (Aviso a Peña: otro error mas de maquetación con mi trabajo, y nunca mas en tu vida volverás a comer sándwichs mixtos de jamón y queso mientras te tocas mirando a lesbianas adolescentes comerse el morro, porque te corto tus sucias y pecaminosas manos!!). Ahí que agradecer a todo el colectivo KONTRA-KORRIENTE por el buen trato y su eficacia a la hora de llevar acabo este evento, buen ambiente, buena comida, buena música.
Verdad que seria cruel que el caprichoso y medio vacío firmamento chafara este momento inolvidable?.


¡¡ Pues lo hizo!!, sin ningún tipo de compasión, la tromba de lluvia, rayos y viento que cayo a media tarde preveía que todo se iba ir al garete, un rayo cayo sobre la instalación eléctrica (hubo una gran ovación), pero todos metiditos dentro del chiringo seguíamos con la esperanza de continuar, pero fue en el momento en que Eolo decidió divertirse con las carpas cuando nos temimos lo peor, hizo volar las carpas doblando hierros y arrancando telas (hubo otra gran ovación) y allí corrimos todos a intentar salvar la nave, un gesto de preocupación empezó a dibujarse en las caras de la gente, parecía que todo se había perdido, algunos decidieron abandonar recogieron todo y se fueron (Stalin los llamaba: ¡derrotistas!).


Pero la entrega kamikaze de El Cretino y su Komando no dejo que aquello acabara así, había demasiado en juego, muchas ilusiones y mucho tiempo preparándolo para que una tormenta de verano viniera a estropearlo todo. Así que bajo una amenazadora nube gris cargada de malas intenciones, Javi Herraiz emulando a los bravos soldados soviéticos de la sitiada ciudad de Stalingrado, contraataco y reto a los elementos volviendo a montar los stands y no dejar que esto acabara así, y allá fueron todos, nos volvimos a sentar, volvimos a charlar, a reírnos y a conocernos un poco mas y como dijo Javierre en esas horas oscuras (y húmedas) emulando al general Patton: “los hechos hoy acaecidos aquí, servirán para unir aun mas lazos y vínculos entre la gente”.

El próximo año nos reiremos de lo ocurrido este.

EL CRETINO, QUE BIEN RESISTE!!

Javi “odia a su publico” Prieto

2 Comments:

Blogger molina said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

1:31 p. m.  
Blogger Puño said...

jajaja...


bravo! una crónica estupenda!

7:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home